Destacada

Nuevos impuestos y ‘tenencia disfrazada’: sin reversa

Por Rigo Gutiérrez E. @gtzrigo/

‘El Congreso es el que tiene la facultad de darle marcha atrás; sólo el Gobernador tiene facultades a través de un decreto para poder echarlo abajo, pero iríamos contra la autonomía de los poderes’: Carlos Villalobos, Secretario de Hacienda Estatal

El Gobierno del Estado ya fijó su postura ante el reclamo de algunos ciudadanos: no dará “reversa” a su propuesta de nuevos impuestos, así lo dejó ver el Secretario de Hacienda en Sonora, Carlos Villalobos Organista. Los diputados en el Congreso aprobaron la iniciativa de Ley de Ingresos 2013 enviada por el Ejecutivo y sólo los legisladores podrían modificarla, mientras todos deberán cumplir con la carga fiscal impuesta.

En su cuarto año de gobierno, Guillermo Padrés Elías, enfrenta un panorama financiero por demás difícil. La deuda heredada de pasadas administraciones asciende a poco más de 10 mil millones de pesos (del Plan Sonora Proyecta, pero ya venció la prórroga de la reestructuración de la deuda); debido a que el año pasado el estado trabajó con la “reconducción presupuestal” no pudo recaudar 720 millones de pesos, creando un boquete fiscal 1,200 millones de pesos. Todo esto sumado a problemas de crisis internacionales que han pegado a la entidad.

Con esta justificación, asesores y expertos de la administración estatal determinaron generar incrementos en algunos servicios gubernamentales y también, a pesar de que ya había sido eliminada por el ex presidente Felipe Calderón, retomar el cobro del impuesto vehicular. Sin embargo, explican para este último caso, la recaudación irá directamente a obras de infraestructura en municipios mediante un fideicomiso (que no ha sido anunciado públicamente y se desconoce la asignación de obras).

En una charla con representantes de los medios de comunicación, Villalobos Organista, dice que la única salida para cambiar la Ley de Ingresos 2013 y eliminar la tenencia es mediante los diputados y así lo explica:

“Las leyes las hacen en el Congreso, el Congreso es el que tiene la facultad de darle marcha atrás o dejarlo donde permanece; sólo el Gobernador tiene facultades a través de un decreto para poder echarlo abajo, sólo que entonces iríamos contra el principio del respeto a la autonomía de los poderes. Si el gobernador tomara la decisión de hacer algunas correcciones en estas bases, equivaldría a la invasión de estas facultades, tiene que ser un tema que los ciudadanos lo tienen que ver con los diputados porque ellos fueron electos, tienen que responder a sus electores y explicarles las razones por lo que tomaron esa decisión, yo creo que fueron responsables. En esta vida todo tiene solución, lo único que no tiene solución es la muerte”.

Pero el funcionario estatal va más allá y adelanta que si no hubiera sido con el fondo de Contribución al Fortalecimiento Municipal (COMUN) hubieran contemplado otro. “Si no hubiese sido tener ingresos por el COMUN hubiera sido por otro mecanismo sustituto y el malestar hubiera sido el mismo hay que decir las cosas como son, a nadie nos gusta pagar, es una necesidad; son de las decisiones difíciles que se deben tomar”.

Fue difícil optar por el COMUN

Para ilustrar la determinación del gobernador Padrés Elías, el titular de Hacienda estatal indica que se trató de “la decisión más difícil que cualquiera otra que se haya tenido que enfrentar, sin embargo no se podía actuar con irresponsabilidad sin poner en riesgo la viabilidad y estabilidad social del estado”.

“Los estados tenemos la obligación y la necesidad de que los ingresos propios se incrementen, necesitamos recaudar más; también a mediados de diciembre la calificadora Moody’s saca una nota entorno a los impuestos locales, donde celebra que los estados están actuando con mucha responsabilidad, entre ellos menciona a Sonora, donde dice que es la única vía para que los estados podamos salir adelante con nuestros compromisos”, detalla Villalobos Organista.

Según los datos aportados por Hacienda, hasta el momento se habían recaudado poco más de 7 millones de pesos por pago al COMUN en las diversas Agencias Fiscales, recursos que aseguran no estarán ni en las manos de los alcaldes ni del estado.

“Estos recursos estarán depositados en un fideicomiso donde habrá dos representantes del Gobierno del Estado: de SIDUR (Secretaría de Infraestructura y Desarrollo Urbano) y Hacienda, obviamente estará representado con dos alcaldes; se tendrá la posibilidad de que todos lo puedan observar, no solo cómo va cayendo el recurso recaudado, sino saber qué está proponiendo cada municipio de obra y darle seguimiento a la ejecución de este proceso”, expone por su parte Moisés Gómez Reyna, secretario de Economía en Sonora.

Y ante la inquietud que algunos sectores empresariales han manifestado en el sentido de que se podría lesionar la productividad en la entidad, Gómez Reyna añade: “la Ley de Ingresos 2013 responde a una política recaudatoria, pero no es una política recaudatoria que vaya a pegarle a la economía y al crecimiento, ninguno de los elementos que está considerado dentro del paquete fiscal 2013 considera una regresión en la economía y muy al contrario el presupuesto de egreso del 2013 tiene consideraciones sobre incentivos especiales para actividades económicas”.

Leave a Response