DE PRIMERA MANOPrincipales

De Primera Mano | Pasaron las manifestaciones; ¿y ahora?

Por Francisco Javier Ruiz Quirrín

SIN DUDA, la lucha de las mujeres por una mayor justicia, equidad y respeto, quedó de manifiesto en la presencia y en la ausencia de ellas durante los tres días de una actitud donde su voz se alzó para ser escuchada.

La mano femenina, arriba, fue escuchada hasta Palacio Nacional y caló hondo en la actitud presidencial, quien reiteró que “continuará atacando las causas de la desigualdad y la violencia en México”.

Se avecina entonces una lucha mayor de las mujeres y de los hombres para alcanzar el propósito de que el Estado Mexicano cumpla con su objetivo preciso de brindar seguridad y paz social a todos sus ciudadanos.

Las manifestaciones femeninas del sábado 7, domingo 8 y lunes 9 de marzo, marcaron el hito histórico al dejar plasmada la voluntad nacional para exigir una actitud social, del hombre, del gobierno.

Pero esos días y esas acciones ya pasaron. Nos preguntamos, ¿y ahora qué sigue?

Ya han trascendido varias opiniones en el sentido de que se hace necesario dar seguimiento a las manifestaciones.

Habrá ahora qué “correr el lápiz” y plasmar en un proyecto una organización, una estructura, que incluya un manifiesto con un propósito ideal que habremos de perseguir todos.

Se hace necesario ahora organizar en líneas de acción el sentimiento generalizado en busca de estrategias para disminuir la ola violenta en el país.

Se hace necesario también la estructuración de un proyecto nacional que dé seguimiento a esta lucha, porque es más que evidente la presencia de grupos de radicales infiltrados en el grito auténtico de millones de mexicanos, que buscan con medios violentos desprestigiar el movimiento de millones, simplemente porque sacan de contexto y evitan el control de una agenda informativa que surge desde palacio nacional.

El grito nacional por la exigencia de justicia y disminución de la violencia, es auténtico y ha rebasado las expectativas porque generó un sentimiento que no se puede controlar desde un gobierno que lo ha calificado como enemigo, como “grupo de feministas conservador e hipócrita”, por el solo hecho de no formar parte de los cuadros controlados por la llamada “4-T”.

La mesa está servida a todo lo largo y ancho del país, para generar una organización ciudadana, que rebase todo partido, toda ideología y toda agenda política con fines de controlar a los individuos y sus sentimientos.

LEONEL Cota, el secretario ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, estuvo en Hermosillo para tratar de hacer a un lado la idea de que el gobierno federal ha abandonado a los municipios retirándoles los apoyos para el combate de la inseguridad pública… Y como “hechos son amores”, entregó a la alcaldesa Célida López Cárdenas, las llaves y las unidades que haciendo un total de 15, aumentaron a 147 el total de unidades móviles con que cuentan las corporaciones policíacas de la capital del Estado… Atestiguó la entrega la Gobernadora Claudia Pavlovich, quien debió haber aprovechado la presencia del alto funcionario federal para recordarle que el gobierno federal le redujo drásticamente el presupuesto para enfrentar la inseguridad, simplemente “porque Sonora no está tan mal como otras entidades”… Craso error… Se han registrado en 2018 y 2019 números de homicidios dolosos “récord” en la entidad, aumentando el número de forma impresionante… Y resulta difícil e incongruente saber que el titular de la Secretaría de Seguridad y Participación Ciudadana en el gabinete del Presidente López Obrador, sea un sonorense –Alfonso Durazo- y que éste no mueva una mano para lograr mayores apoyos a la tierra que le vio nacer y que quiere gobernar a partir de septiembre del 2021.

POR CIERTO, una vez más, no echen en saco roto la tremenda influencia que ha tomado Javier Villarreal Gámez, el dirigente cetemista en Sonora, tras haber logrado que el Instituto Estatal Electoral y de Participación Ciudadana le extendiera el certificado para su nueva agrupación política local, designada como “Alianza Progresista Sonorense”… La CTM apadrina esta agrupación, desde luego… Puso al frente a la exdiputada Guadalupe Gracia, pero Villarreal es la firma más importante… Algo más… La nueva organización política regional no necesita del gobierno para subsistir… Ojo con eso y puede hacer alianzas políticas con quien considere que apoyará más al trabajador sonorense.