DestacadaPrincipales

ONGs nacionales ponen resistencia civil a favor de la vida

“Tenemos que entender que nuestras autoridades ya no representan al ciudadano, atienden ahora a intereses ideológicos, de grupo e incluso económicos”, señaló Javier Valenzuela, presidente de Coalición SUMAS

Por Gabriel Rigo Gutiérrez E.

La muerte con una mano alzaba a un bebé a las puertas de la Suprema Corte de Justicia. En los escalones para entrar

Javier Valenzuela, presidente de Coalición SUMAS.

al edificio habían pequeños féretros negros. El grito que resonaba alrededor era “sí a la vida”. Desde algún otro lugar, el magistrado Juan Luis González Alcántara Carrancá presentaba su propuesta para despenalizar el aborto en el estado de Veracruz. En las redes se visibilizó la inconformidad social con esa postura de la Corte que al final no pasó.

La Coalición SUMAS, que aglutina decenas de agrupaciones provida a nivel nacional, fue una de las principales en hacerse presente para mostrar su rechazo al aborto.

Javier Valenzuela, presidente de SUMAS, concedió una entrevista a “Primera Plana” donde celebró la resistencia civil y presión ejercida desde la sociedad hacia las autoridades por querer imponer lo que define como la cultura de la muerte.

Y es que aunque sostiene que la semana pasada “ganó la vida”, adelanta que esa lucha continúa, pues considera que existen legisladores y políticos interesados en promover el aborto y atacar a las familias mexicanas. “Tenemos que entender que nuestras autoridades ya no representan al ciudadano, atienden ahora a intereses ideológicos, de grupo e incluso económicos”, señaló.

A continuación parte de la charla que sostuvimos con Javier Valenzuela.

Durante la semana pasada, agrupaciones provida se manifestaron a las afueras de la SCJN para pedir a los magistrados rechazar la propuesta de despenalizar el aborto en Veracruz, lo cual ocurrió. ¿Qué significa este resultado para Veracruz y México? 

Primero hay que ser claros en los términos que se dio la votación, cuatro magistrados votaron en contra y uno favor de la ponencia que se presentó. La mayoría votó en contra en cuestiones técnicas, no fueron a tocar el fondo y no se generó un criterio. Pareciera que lo desecharon pero no fue así.

La resolución tuvo que ver con el intenso trabajo que se dio por defender la vida, con esa presión social y de diferentes abogados que se manifestaron. Estamos a la espera en próximas fechas de que otro magistrado de la Suprema Corte de Justicia, lo presente y no tenga esos problemas técnicos. Pero también tenemos que dar toda una defensa legal y presión social y civil. Si esto sucede cae Veracruz y caen otros estados donde hasta hoy se protege la vida.

¿Qué considera que influyó al final en esta decisión de la SCJN?

Estamos convencidos de que fue la presión social, la participación de las familias, los abogados que expusieron su

Grupos provida se manifestaron en las instalaciones de la SCJN.

rechazo, porque existen Tratados internacionales que defienden la vida. En suma, una presión política y social que fue fundamental.

Porque al final de cuentas tenemos que entender que nuestras autoridades ya no representan al ciudadano, atienden ahora a intereses ideológicos, de grupo e incluso económicos.

Entonces desde la sociedad debemos buscar presionar. Insistir que si un político no está cumpliendo, decirle que ya no cuenta con el voto y cumplirle para que se acabe su carrera como político. Tenemos que recurrir a esa presión, porque ahora parece que a esos políticos la biología, la ciencia, las leyes, se las pasan por donde sea…

Tras esta decisión de la Corte, la diputada Wendy Briceño, de Morena, presentó ante la “Comisión de Igualdad de Género” de la Cámara de Diputados una iniciativa de Ley para que sí se pueda abortar ¿Qué opinión tienen sobre esta postura de los legisladores?

Ha sido una constante. Y han metido iniciativas. Es un absurdo que tengamos que estar protegiendo a los niños. Dañar un huevo de tortuga está penado, y un niño en un vientre no tiene derecho. Es un absurdo que en México, un país que ha firmado tratados internacionales se esté logrando introducir esa cultura de la muerte. Hay todo un plan para imponer esa cultura y se ha acelerado con Morena. Y al decir cultura de la muerte nos referimos a que buscan establecer la eutanasia, la eugenesia, el matrimonio igualitario.

Según la diputada Briceño, hay 140 legisladores y seis fracciones que respaldan el aborto y se presentará en septiembre cuando inicie el nuevo periodo legislativo y van con reformas a la Ley General de Salud ¿El aborto es uno de los temas de Salud Pública necesario para México?

Son unos maestros del lenguaje, porque no se trata de interrupción del embarazo, como lo proponen. Están cambiando conceptos. Algo que se interrumpe vuelve, pero en este caso no. Pero llama la atención que el aborto nada tiene que ver con Salud Pública. Si no ustedes díganme qué tiene de Salud Pública cuando entran dos personas al quirófano y sale solo una. Eso es lo que pasa. Ahí no hay salud, sino lo contrario.

Hay presiones internacionales para que promuevan estas iniciativas. Lamentablemente tienen la mayoría. Nosotros como SUMAS documentamos que para noviembre de 2018 (estos diputados entraron en funciones en septiembre), pues dos meses después ya habían presentado 17 iniciativas en contra de la vida y la familia. Y como decíamos, pura cultura de la muerte: desde la legalización de la mariguana, eugenesia, matrimonio igualitario, eutanasia. Lamentablemente los mexicanos ahí los pusimos (a diputados), hubo gente confió, pero ya sabemos que son un fraude. Lo que tenemos que hacer es quitarlos de ahí, porque nos engañaron y están traicionando.

Por eso el llamado es a despertar, informarse, porque el principal enemigo es la ignorancia. Y sabemos que una herramienta para quitarlos es el voto, castiguemos con el voto porque no nos representan.

¿Qué sigue para SUMAS, porque como se observa, este debate seguirá?

Tenemos que unirnos todos, los diferentes grupos que están a favor de la vida y concientizar. Hay una guerra contra la familia. Ya lograron la confrontación entre sexos. Ahora las políticas públicas van enfocadas a los niños, a hacerles creer que tienen derechos y que los padres son sojuzgadores, esto es lo que promueven la SEP, la Conapred, quieren que los niños se revelen contra los padres enseñándoles unos falsos derechos como la privacidad, y derechos sexuales. Y no es así. Tenemos que despertar, concientizar, salir de la ignorancia. Ver lo que pasó en otros países donde aplicaron estas mismas fórmulas para dañar a la familia y ahí tienen las consecuencias.

Debemos ser un freno, una resistencia social, somos más los buenos, pero mucha gente confunde la prudencia con la cobardía, tenemos que defender a la familia, la vida.