Dardos

DARDOS | Riesgo de contagio en camiones

Por Gabriel Rigo Gutiérrez E.

Poco a poco se ve más actividad en las calles de Hermosillo. La movilidad ha incrementado notablemente a casi cinco meses de que iniciaron las medidas de aislamiento social para evitar la propagación del Covid. Las personas comienzan a salir a sus centros de trabajo y retomar sus labores.

Usted se podrá dar cuenta que por las mañanas o tardes en los parabuses se observan más personas esperando camión. Aunque el sistema de transporte nunca dejó de operar, sí sacaron de ruta al 50% de las unidades. Por esta razón, ahora que comienza a verse más movimiento, los camiones van llenos, y con ello el riesgo que conlleva la aglomeración en medio de la pandemia.

Esto ya lo había denunciado Alfonso López, dirigente de Vigilantes del Transporte, quien señalaba puntualmente en las líneas 4, 9, 11 y 12 se saturaban en horas pico sin que pudiera respetarse la “sana distancia”.

En ese mismo tenor, Ignacio Peinado Luna, líder de la Unión de Usuarios de Hermosillo, refería que actualmente circulan 190 unidades, cantidad que consideraba insuficiente, tras el regreso paulatino.

Lo más inquietante, según sostenía Peinado Luna, es que como van los transportes sobrepoblados, es ahí donde más probabilidad de contagios se puede dar. Ahora, súmele que todavía hay usuarios que no usan el cubrebocas.

Pero para Carlos Morales, titular de Transporte, esperarán a que aumente la afluencia de pasajeros para poder meter más unidades. Según sus cuentas, asegura que están circulando 370 camiones. Y abordan en promedio 60 mil personas diarias (en condiciones normales mueven hasta 210 mil). “En el 90% de los casos los camiones no vienen llenos, algunos van vacíos”, declaró a los medios.

Sin duda hay dos realidades y los números no cuadran. Pues quizá mientras los funcionarios solo observan cifras finales en el escritorio, por la mañana las personas que van a sus labores deben aferrarse con fuerza a los pasamanos, para conservar su lugar en el pasillo y tratar de evitar lo imposible: apretujarse con el de enseguida.

DARDO FINAL: Es de reconocer la noble tarea que están haciendo profesores de la Universidad de Sonora, como la Doctora Raquel Torres, quien desde la semana pasada emprendió una campaña para apoyar a estudiantes que no cuenten con internet para llevar sus clases en línea este semestre. Ya sabe que han sido meses difíciles y muchas familias se han quedado sin trabajo… Ojalá pueda “becar” a un estudiante con 350 pesos al mes, si está interesado en participar mande un correo a [email protected].