Dardos

DARDOS| Diputados, legislando en lo oscurito y de espalda a la gente  

Por Rigo Gutiérrez E.

El grito a las puertas del Congreso del Estado retumbaba fuerte y claro: “¡Con aborto, no te voto!”. Era el reclamo de un grupo de ciudadanos que la noche del martes se manifestaron justo donde se generan las leyes. Ahí, con una bandera de México “Clausuraron” simbólicamente el Poder Legislativo.

A decir de Víctor Pacillas, presidente de la agrupación “Amar Cada Latido” y movido activista pro-vida sonorense, los diputados se han desconectado de la gente y las leyes aborteras que buscan imponer, ni son consultadas, ni recogen el verdadero sentir de las familias mexicanas.

Pacillas, rodeado de más de un centenar de personas, entre adultos y niños, brindó dos rápidos ejemplos de lo que actualmente se discuten solo entre las esferas políticas y que raras veces bajan con la comunidad. Uno: en el Senado de la República se empujan Leyes que pretenden que niñas, menores de 15 años, pueden ir a practicarse abortos hasta la semana 12 de embarazo, sin siquiera tener consentimiento de los papás o tutores. Dos: un diputado federal de Morena, Ulises García, presentó un proyecto de decreto con el cual se eliminan algunas disposiciones que hasta hoy son vigentes en el Código Penal Federal, y se podría permitir el aborto a nivel nacional, a partir de la semana 20 del embarazo.

Y pensarán ustedes, esos debates están muy lejos, son allá en la ciudad de México. Pues bueno, los manifestantes que estuvieron en el Congreso de Sonora nos recordaron que los sonorenses le pagan el sueldo a 12 diputados federales y que ellos ni se han acercado a las colonias para platicar de esas pretensiones aborteras, mucho menos han metido las manos, para frenar esas iniciativas que sin duda repercutirán en los estados. Y es que, por ejemplo, diputadas de Morena, como el caso de la hermosillense Wendy Briceño, mueven esta agenda de muerte, y es de muerte porque como es sabido, la finalidad del procedimiento quirúrgico es matar a un bebé en el vientre (niño o niña). No hay vuelta de hoja.

En este sentido, el fuerte reclamo de los ciudadanos a los diputados, ya sea locales o federales, es que mejor generen políticas públicas que beneficien a las familias.

Es evidente que existe entre la sociedad un desencanto por este tipo de propuestas que se toman en lo oscurito y de espalda a la gente. Además de que tienen un claro tiente ideológico por lo que desdeñan hasta la opinión de la comunidad científica. Y es que, si en verdad todas estas propuestas se consultaran entre la sociedad o con expertos, no pasarían ni en calidad de proyecto.

Pero ahí está la advertencia que ya están haciendo los ciudadanos y en las urnas se verá el resultado…