DE PRIMERA MANOPrincipales

De Primera Mano| Tiros de calentamiento rumbo al 2021

Por Francisco Javier Ruiz Quirrín

ESTE FIN de semana se dieron los primeros elementos para poder asegurar que la próxima campaña por la gubernatura de Sonora, será de alta confrontación. Otra vez las “campañas negras”, otra vez los ataques personales, otra vez las “revelaciones de escándalos” alrededor de los candidatos… Otra vez.

Muy atrás quedó la campaña por la gubernatura del año 2009, cuando los principales opositores –Alfonso (PRI) Elías y Guillermo (PAN) Padrés-, se enfrascaron en una contienda difícil, pero sin mayores agravios personales.

Nada qué comparar con la campaña del 2015, en la que Claudia (PRI) Pavlovich y Javier (PAN) Gándara se dieron golpes prácticamente todos los días hasta para llevar a casa y guardarlos en su mente y en su corazón.

Gándara mantiene resabios que no ha podido superar. Claudia, cuando habla ahora de las campañas en su contra, recuerda que esos escenarios no le son extraños, pues ya ha vivido en carne propia los ataques personales.

Y apenas el pasado viernes anotábamos la falta de presencia del PRI e inclusive, de la estructura del gobierno estatal, que no había “dado color” respecto a apoyar a un candidato, tal y como lo había hecho el Presidente López Obrador con su secretario de seguridad, Alfonso Durazo, a quien prácticamente “destapó” en dos ocasiones en su más reciente gira a la entidad.

No habíamos terminado de hacer el comentario, cuando el viernes, primero, el secretario de gobierno, Miguel Pompa Corella, permitió se “filtrara un audio” en el que él enviaba un mensaje tratando de dejar en claro que algunos “padrecistas, demonios” corruptos del pasado sexenio, habían cambiado de camiseta para parecer santos en otro partido. Evidentemente, se refería a integrantes del equipo del exgobernador Guillermo Padrés que habían saltado a MORENA.

El sábado, durante la reunión del consejo político estatal del PRI, la Gobernadora Pavlovich envió el mensaje de que “Sonora no se pacta, ni se vende”, tratando con ello de callar las voces que han asegurado que ella podría haber llegado a acuerdos con el Presidente López Obrador en beneficio de Alfonso Durazo, virtual candidato de MORENA al Gobierno del Estado.

Por respuesta, Adolfo Salazar, hablando a nombre de MORENA, se hizo acompañar de las diputadas federales Lorenia Valles y Wendy Briceño, así como de la coordinadora de la bancada de ese partido en el Congreso del Estado, Ernestina Castro y otros legisladores, para decir a los periodistas este domingo que las palabras de la Gobernadora auguraban una intervención de la estructura estatal en los próximos comicios electorales y, de paso, lanzar una crítica a la posible alianza PAN-PRI-PRD en Sonora.

Las primeras reacciones se dieron en las redes sociales. Era lógico el reproche a MORENA que olvidaba que el Presidente López Obrador intervino a favor de su candidato a la gubernatura, Durazo, como lógico es pensar que la gobernadora Pavlovich rechazaría un pacto con el Presidente traicionando al PRI.

Hay dos mensajes en estos primeros escarceos. El primero, que la lucha por el poder será encarnizada y que nada ni nadie, detendrá las llamadas “campañas negras”.

El segundo es que el ring estelar de estas confrontaciones serán las redes sociales. La parte que mejor domine y manipule redes, tendrá no uno, sino varios puntos a su favor en la lucha que se avecina.

SERÁ IMPORTANTE QUE Alfonso Durazo anote todo tipo de reacciones ante estas primeras apariciones de gente de su partido preparando su llegada al estado como candidato… A pesar de que evidentemente cuenta con todo el respaldo del Presidente, carga en sus espaldas el fuerte argumento del fracaso en el combate a la seguridad pública en el país y en Sonora.

ADEMÁS, existe una fuerte corriente en contra de la “cuatroté” en el Estado y el PRI, por voz de su presidente Ernesto de Lucas, aprovechó también ayer al responder a Salazar, exponiendo una serie de argumentos que exponen el fracaso del gobierno del Presidente López Obrador y que serán plataforma para atacar las pretensiones de triunfo de MORENA en el 2021.