DestacadaGeneral

¿Qué pasó en Sonora durante la Revolución Mexicana?

“Primera Plana” platicó con el historiador Benjamín Gaxiola, quien explicó el paso de este movimiento armado por Sonora; los nombres y los sucesos más destacables

 

Por Lucía Soto Gaxiola

Con el fin de empaparnos más de la historia, y la participación que tuvo Sonora durante la Revolución Mexicana, platicamos con Benjamín Gaxiola Loya, presidente de la Sociedad Sonorense de Historia, y quien cordialmente nos atendió. Abundó sobre los personajes y los sucesos más importantes que ocurrieron en aquella época.

Hermosillo, desde muchos años atrás de la Revolución, ya era capital de nuestra entidad, y por lo tanto, aquí se concentraban los poderes en la época del Porfiriato, así como en gran parte de Guaymas y Álamos.

Desde siempre, en nuestra entidad se ha encontrado a gente gobiernista, que es la que estaba a favor del Porfiriato, así como gente opositora, que son los que estaban en contra.

En la capital, abundaron muchos grupos Reyistas, encabezados por el exitoso general Bernardo Reyes, quien había estado en campaña de guerra contra los yaquis durante el Porfiriato.

Un dato importante es que la Revolución en la capital del estado, no se manifestaba como tal, y era por así decirlo, una ciudad tranquila, ya que se oía de ella solo en reuniones, y se manifestaba solo en periódicos y boletines de prensa de la época.

Las etapas del movimiento armado

La primera etapa de la Revolución. Fue totalmente Maderista, antes de levantarse en armas, Francisco I. Madero, quiso pedir voto popular contra Porfirio Díaz, cosa que no fue del agrado de muchos, ya que estaban acostumbrados al poder del Porfiriato desde muchos años atrás. La oposición en ese momento era muy poca, esta era encabezada por Bernardo Reyes, quien no estaba conforme con Porfirio Díaz y como Reyes era del agrado de la gente, este lo echó del país; y es así que por la ausencia de Bernardo Reyes, muchos se incorporaron al Maderismo, pero este no es bien recibido en Sonora, ya que es insultado, ofendido y con gran ausencia de gente durante sus mitin, todo gracias al poderoso gobierno de Díaz. Madero alguna vez señaló por todo esto, que Sonora tenía el gobierno más déspota de toda la República, y claro, contra 30 años de un dictador que parecía eterno, la gente también se acostumbró a reconocer que era un gobierno muy fuerte.

Madero se levanta en armas un 20 de noviembre, y por esto mismo, gente como Álvaro Obregón, se unen a él y comienzan a hacer su carrera revolucionaria.

Como se dijo antes, en Hermosillo no se dieron expresiones violentas al comienzo de la Revolución, todo este movimiento comienza para el lado de la sierra, cerca de Chihuahua, donde ahí la Revolución sí fue violenta. La primera etapa de la Revolución, se manifestó de manera diferente en Sonora.

La segunda etapa revolucionaria

En todo este inicio de la Revolución, se manda matar a Madero; después de su muerte, los revolucionarios comenzaron a desplazarse por todo el país, Francisco Villa, de Chihuahua baja a Durango y Zacatecas, mientras que Obregón y sus tropas sonorenses se van por la costa del Pacífico, así como Emiliano Zapata, quien se mueve por Tlaxcala, Morelos y Puebla.

Todo el país estaba en Revolución, por lo que en 1911, Porfirio Díaz decide renunciar, ante el asombro de todos. Después de 30 años, el poder del porfirismo se derrumbó.

Entonces, inicia la época de Maytorena, quien es la figura del maderismo en Sonora, pero no fue del todo bueno, pues empieza a haber una serie de conflictos y grillas entre Maytorena y los diferentes grupos revolucionarios.

Se da un golpe de estado y todos se manifiestan, gracias a todo lo que hizo durante esa época de Revolución, Venustiano Carranza, es reconocido como el jefe de la revolución constitucionalista.

Los sonorenses tienen una gran participación en la historia de la Revolución Mexicana, como lo fue Ignacio Pesqueira, gobernador que sustituye a Maytorena.

Tercera etapa de la revolución

Durante la Revolución se forman nuevas alianzas: Villa y Zapata, con una alianza convencionista contra Carranza, Obregón y Elías Calles, quienes se hacen llamar constitucionalistas y carrancistas, y en donde comienza una guerra, en donde las alianzas son todos contra todos.

Después de todo este revuelo, Carranza y Obregón resultan victoriosos. El estado de Sonora era la base de operaciones de Álvaro Obregón, por lo que Villa quiere invadir el estado, pero le sale contraproducente.

Después de esto inicia la presidencia de Venustiano Carranza, por lo que Villa y Zapata son los perdedores. Asesinan a Emiliano Zapata y a Francisco Villa lo pacifican mandándolo a su hacienda.

En el año de 1920 se renuevan las elecciones y Álvaro Obregón se apunta, ante el desagrado de Carranza, que a pesar de que le debía muchas cosas, decide no apoyarlo. Entonces Álvaro Obregón se levanta en armas contra Carranza, pero este lo mata. Se designa como presidente a Adolfo de la Huerta.

Después de todo esto, se da por terminada la etapa de batallas. Maytorena se va derrotado, pero al tiempo regresa desaprovechando todas las posibilidades que tenía para ser presidente.

Un claro ejemplo de alianzas y traiciones es Lázaro Cárdenas, quien era de las tropas de Francisco Villa, pero al verse derrotado, se alió con Elías Calles, y tiempo después, llega a ser presidente.

Al final de cuentas, la Revolución es un movimiento político, en donde hay alianzas, traiciones y todo tipo de situaciones, porque la guerra, muchas veces, también es una expresión de la política, además de que cuando se conoce la Revolución desde su historia, se comprende mejor.

La historia de México se tiene que ver con matices, porque si se observa en blanco y negro, siempre habrá buenos y malos, y nuestra historia, es como la de una gran familia, que es la familia mexicana.

 

Este texto fue publicado en noviembre del 2014 en este mismo espacio.