DestacadaTúnel de las Ideas

Túnel de las Ideas | El aborto y la puerta de la Catedral

La verdad tiene solo una cara, con un resplandor tal, que se podrá opacar temporalmente, pero la inteligencia humana siempre termina por descubrir la única cara de la verdad, si esta tuviera muchas caras, dejaría de ser verdad

Por Guadalupe Rojo

La Ley que penaliza el aborto y la puerta de la Catedral.

Desde luego queridos amigos que soy Católica, practico mi religión, estoy convencida que en ella está la salvación en todos los sentidos, salvación eterna, pero también la salvación en los avatares de la vida de los que nadie nos vemos exentos.

Una vida en la que se lucha por vivir los mandamientos de la Ley de Dios, no te garantiza estar exento de problemas, pero sí hace que tú carga sea suave y el yugo ligero, pues no te apoyas en tus fuerzas, sino en las de Dios.

Este espacio no es para dar doctrina, pero era necesario hacer una mención a la religión, para hablar sobre el ataque de las feministas partidarias del aborto a la Catedral de la Ciudad de México en la que quemaron la puerta.

Ni siquiera voy a mencionar el daño a la propiedad, porque realmente es lo menos importante, lo realmente grave es que se quiera ligar una cuestión moral a la religión.

El aborto es un crimen, se mata en el seno de la madre la vida que ya es. Cualquier constitución de cualquier país del mundo, consagra el derecho a la vida. Si alguien quita la vida a otra persona, el estado interviene y le impone a ese individuo una pena de cárcel.

Recuerdo que hace muchos años cuando mis hijos eran pequeños, nos topamos en casa con una horrible araña, y venciendo el miedo que me causan, la pude matar, mas cual no sería nuestra sorpresa, cuando salieron de la ella un montón de arañitas muy pequeñas y mis hijos lloraron porque les parecía muy bien que matara a la araña grande y amenazante, mas no a sus hijitos.

La naturaleza pura de los niños nos da lecciones, los pequeños de 4 y 5 años, entienden sin que nadie se los diga, que lo que hay en la panza de una araña son sus hijitos, y lo que hay en el vientre de una mujer embarazada también es su hijito.

La razón hace que el hombre descubra verdades y se adhiera a ellas. Porque así lo quiere, porque ha buscado la verdad y la ha encontrado, y porque con la luz de esa verdad su vida queda llena de alegría y de esperanza.

Alguien me podrá decir que lo que para mí es una verdad para otro no lo es.

Y yo le diré que la verdad no es un prisma que tiene muchas caras, la verdad tiene solo una cara, con un resplandor tal, que se podrá opacar temporalmente, pero la inteligencia humana siempre termina por descubrir la única cara de la verdad, si esta tuviera muchas caras, dejaría de ser verdad, la lógica me dicta que si dos dicen tener la verdad con posiciones opuestas, uno está equivocado.

¿Quién es el equivocado?

El que tiene menor bien en su postura. La verdad siempre da luz.

Es por eso que no termino de entender ¿por qué agredir a la iglesia Católica bajo el pretexto de las leyes del aborto?

Hay que entender que los católicos practicamos nuestra fe, porque la encontramos luminosa, verdadera, y llena de esperanza. Si no fuera así nadie nos obliga a permanecer en ella.

No somos robots manejados desde un pulpito, somos personas que creemos con fe en la palabra de Dios, porque con la razón, la encontramos como el camino la verdad y la vida que guía nuestros pasos por camino seguro.

No juzguemos a nadie, pues no tenemos autoridad, tengamos compasión por las mujeres que se encuentran en el terrible trance de estar ante un embarazo no deseado, pero para ellas hay opciones diferentes a la del aborto, aquí mismo en Hermosillo está Vifac que ofrece ayuda para mujeres embarazadas en situación de desamparo.

Pero no dejemos que la verdad se oscurezca. El aborto es el asesinato de un ser humano en el vientre de su madre, Igualmente si eres católico que si no.

Busca incansablemente la verdad.