Vórtice

VÓRTICE | Comunismo o democracia, Esclavitud o libertad

No te equivoques, vota por la libertad

Por Dr. Jorge Ballesteros

Falta menos de un mes para las elecciones del 6 de junio y el ambiente político está enrarecido, crispado, polarizado, y no es para menos,  ya que en estas elecciones y en las del 2024 se juega nada menos que el destino de México.

Dos modelos de nación están enfrentados. El sistema democrático que con gran esfuerzo y sacrificios hemos ido formando desde la Revolución hasta nuestros días, imperfecto y con muchos vicios pero perfectible, construimos instituciones independientes como los órganos autónomos, para oponer un contrapeso al poder Ejecutivo y poder tener elecciones libres.

Por otro lado, tenemos un proyecto para comunizar al país, basado en el sistema del “Socialismo del siglo XXI”, similar al que se ha instaurado en Venezuela, Nicaragua, Cuba, Bolivia, Ecuador, Argentina. Dictaduras que solo han producido pérdida de la libertad, hambruna, miseria extrema, expropiación de toda propiedad privada y de empresas, persecución, encarcelamiento, tortura y muerte para las voces disidentes, en síntesis un estado policiaco; se pretende convertir a México en una gran prisión basado en el modelo cubano.

López Obrador logró llegar a la presidencia de México, gracias a la complicidad del PRI de Peña Nieto y a un voto masivo de la esperanza de millones de mexicanos que, ingenuamente creyeron en sus promesas demagógicas y populistas, y sólo  bastaron dos años de esta pesadilla de gobierno, para quebrar todas la ilusiones de los que veían a AMLO como el salvador de México, dándose cuenta que solo es un tirano, mentiroso, torpe, resentido, lleno de odio y de ambición, sin empatía para nadie.  

De acuerdo con el Instituto Nacional Electoral (INE), la jornada electoral del próximo 6 de junio, es el ejercicio más grande de la época contemporánea, ya que se ponen en juego más de 21 mil cargos, además de las 15 gubernaturas, el cambio de la Cámara de Diputados Federal (500 puestos) tal como lo marca el artículo 51 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, regidurías, alcaldías, y sindicaturas.

Se prevé la participación de 94 millones 800 mil ciudadanos inscritos en el Padrón Electoral; unos cinco millones más que en 2018.

Para ello será necesaria la instalación de 161 mil casillas de votación, 4 mil más que en la elección presidencial pasada.

Morena cuenta con 338 diputados federales, de los cuales 320 conformaron la coalición Juntos Haremos Historia, con 254 integrantes de Morena, 40 del Partido del Trabajo y 26 del Partido Encuentro Social, además de 13 aliados del Partido Verde y cinco ex perredistas que se declararon independientes.

López Obrador y sus radicales de Morena, están haciendo todo lo posible para no perder la mayoría en las cámaras ya que tal situación podría dar al traste con su proyecto de crear una dictadura chavista en nuestro país.

Y es que al día de la elección, habrán transcurrido dos años y medio de gobierno. Un régimen que, en este tiempo, ha sido completamente disfuncional e ineficiente, con nulos resultados y muchos errores, se les vino abajo la economía, la seguridad, la salud y educación.

Está próxima elección no lo tiene fácil Morena y sus partidos paleros, ya que debido a todas las torpezas de López Obrador, y al saqueo y corrupción rampante de todos sus familiares y seguidores, los mexicanos están hartos de este mal gobierno, por los niños de cáncer que mueren sin medicamentos, los más de 300 mil muertos por la  gestión criminal de López-Gatell y López Obrador en la pandemia.  

La complicidad con el crimen organizado de parte del presidente, su política de no combatir al narco y dejar grandes zonas del país en sus manos, corromper a los generales del ejército con jugosos contratos en la administración de Puertos y Aduanas y en la construcción del aeropuerto de Santa Lucía, carreteras, bancos, tren maya, etc., esta política perversa ha dejado tan solo en 2019 un promedio de casi 100 asesinatos por día en México; Al menos 60 mil personas han sido asesinadas en México desde que tomó el poder López Obrador.

Ni el despliegue de la Guardia Nacional, ni la legalización de las fuerzas armadas en la calle y la nueva estrategia de seguridad han evitado que la violencia crezca. Tan solo este año han sido asesinados policías, militares, jueces, candidatos a alcaldías y también legisladores. El gobierno ha sido negligente en capturar a líderes criminales y a uno, el hijo de “El Chapo” Guzmán, tuvo incluso que liberarlo.

De acuerdo con el concentrado de encuestas difundidas en los últimos días se puede dar como un hecho que Morena perderá las elecciones de Gobernador en los estados de Querétaro, Nuevo León, Baja California Sur, Chihuahua, San Luis Potosí y Campeche y solo tiene amarrado el triunfo en tres estados: Zacatecas, Tlaxcala y Colima.

El resto de las entidades está en veremos. En Sonora repunta por margen estrecho el candidato del bloque opositor, “El Borrego” Gándara. En Baja California se ha cerrado la brecha entre la candidata de Morena y el del Bloque opositor. En Michoacán y Guerrero está la moneda en el aire. En Sinaloa y Nayarit le pisan los talones a Morena.

En los 6 estados que seguramente Morena perderá hay 43 diputaciones federales en disputa, que al parecer serán para la oposición. Lo que ocurra en los demás estados posiblemente tampoco será favorable para el partido en el poder.

¿Qué es lo que se pronostica para el futuro inmediato de México? ¿Un México libre y democrático o una dictadura comunista como la de Venezuela?

Debemos salir todos a votar, es nuestra última oportunidad de seguir siendo libres.